Construir
Europa.com Guias Educativas Proyectos DidActicos GUIA PROFESOR contacto

El Banco Central Europeo

6. El Banco Central Europeo

 

El Banco Central Europeo (BCE) es el banco central de la Unión Europea, la administración encargada de manejar la política monetaria de los 18 estados miembros de la Eurozona. El BCE fue establecido por el Tratado de Ámsterdam en el año 1998.

 

El objetivo principal del Banco Central Europeo es mantener la estabilidad de precios en la zona euro, es decir, mantener la inflación en niveles bajos. El Consejo de Gobierno define la estabilidad de precios como la inflación (Índice de Precios al Consumo Armonizado) de alrededor del 2%. A diferencia de otros organismos como, por ejemplo, la Reserva Federal de los Estados Unidos, el BCE solo tiene un objetivo principal con otros objetivos subordinados a él.

 

Las principales tareas del Banco Central Europeo son definir y ejecutar la política monetaria de la zona euro, dirigir las operaciones de cambio de divisas, cuidar de las reservas exteriores del Sistema Europeo de Bancos Centrales y promover el buen funcionamiento de la infraestructura del mercado financiero. Además, tiene el derecho exclusivo de autorizar la emisión de billetes de euro. Los estados miembros pueden emitir monedas de euro, pero la cantidad debe ser autorizada de antemano por el BCE.

 

El Banco Central Europeo también debe cooperar en la Unión Europea y a nivel internacional con organismos y entidades de terceras partes. Por último, contribuye a mantener un sistema financiero estable y a la vigilancia del sector bancario. Esto se pudo observar, por ejemplo, en la intervención del BCE durante la crisis crediticia de 2007 en la que se prestó millones de euros a los bancos para estabilizar el sistema financiero.

 

Aunque el Banco Central Europeo se rige directamente por la legislación de la Unión Europea y por tanto, no con la legislación mercantil aplicable a las empresas privadas, su puesta en marcha se asemejó a la de una sociedad anónima en el sentido de que el BCE tiene acciones y capital social. Su capital actual es de 10 760 millones de euros, que está en manos de los bancos centrales de los Estados miembros que actúan como accionistas, aunque inicialmente contaba con 5760 millones. La clave de la asignación de capital inicial se determinó en 1998 sobre la población de los estados y el PIB, pero esa clave es regulable y ha sido modificada en cuatro ocasiones. Las acciones del BCE no son transferibles y no pueden utilizarse como garantía.

 

La sede del Banco Central Europeo se encuentra en Fráncfort del Meno, el centro financiero más grande de la zona euro (aunque no de la Unión Europea), y su ubicación en esa ciudad se fijó en el Tratado de Ámsterdam junto con la de otras importantes instituciones. En concreto, el banco ocupa actualmente la conocida como Eurotower, hasta que se terminen las obras para la construcción de una sede propia.

 

Historia

 

El Banco Central Europeo es el sucesor de facto del Instituto Monetario Europeo, institución que fue creada al comienzo de la segunda fase o etapa de la Unión Económica y Monetaria de la Unión Europea para manejar los problemas de transición a la nueva moneda por parte de los países que iban a adoptar el euro y para preparar la creación del propio BCE y del Sistema Europeo de Bancos Centrales.

 

El 2 de mayo de 1998, el Consejo Europeo, en su composición de Jefes de Estado y de Gobierno, decidió por unanimidad que once Estados miembros (Bélgica, Alemania, Francia, Irlanda, Italia, España, Luxemburgo, los Países Bajos, Austria, Portugal y Finlandia) cumplían las condiciones necesarias para la adopción de la moneda única el 1 de enero de 1999. Dichos países participarían, por tanto, en la tercera fase de la Unión Económica y Monetaria Europea (UEM).[cita requerida] Los Jefes de Estado o de Gobierno llegaron asimismo a un acuerdo político con relación a las personas que habrían de recomendarse como miembros del Comité Ejecutivo del BCE. Dos países, aunque pudieron adoptar el Euro como moneda, por referendum popular, no se incorporaron a la zona Euro: Reino Unido y Dinamarca.

 

Al mismo tiempo, los ministros de Economía de los Estados miembros que han adoptado la moneda única acordaron, junto con los gobernadores de los bancos centrales nacionales de dichos países, la Comisión Europea y el Instituto Monetario Europeo (IME), que los tipos de cambio centrales bilaterales del Sistema Monetario Europeo (SME) de las monedas de los Estados miembros participantes serían utilizados para determinar los tipos de conversión irrevocable del euro.

 

El Instituto Monetario Europeo fue sustituido formalmente por el BCE el 1 de junio de 1998 en virtud del Tratado de la Unión Europea (también denominado Tratado de Maastricht, por la ciudad en la que fue firmado), y sin embargo, no hizo uso de sus plenos poderes hasta la introducción del euro el 1 de enero de 1999, dando comienzo a la tercera fase de la UEM.1 El Banco Central Europeo era la institución final necesaria para esta unión monetaria, tal como se indicó en los informes de la propia UEM, de Pierre Werner y del expresidente de la Comisión Europea Jacques Delors.

 

El primer presidente del BCE fue Wim Duisenberg, que había sido presidente del Banco de los Países Bajos, ministro de Finanzas de dicho país y presidente del Instituto Monetario Europeo. A pesar de esto, el gobierno francés prefería para este cargo a Jean-Claude Trichet, que era gobernador del Banco de Francia; y que finalmente le acabaría sucediendo. También hubo disputas sobre la dirección ejecutiva del BCE ya que el Reino Unido exigió formar parte de ella a pesar de su negativa a unirse a la eurozona y no adoptar el euro.6 Bajo la presión de Francia, tres puestos en la dirección fueron asignados a los miembros más grandes (Francia, Alemania e Italia), y España reclamó un cargo que acabó consiguiendo. A pesar de este sistema de nombramiento que podría parecer sujeto a las directrices de los estados miembros, la dirección afirmó su independencia desde el principio con su resistencia a las convocatorias de las tasas de interés y futuros candidatos a la misma por parte de los gobiernos.

 

En el momento de la creación del Banco Central Europeo, la zona euro estaba formada por once miembros, a los que se sumaron Grecia en enero de 2001, Eslovenia en enero de 2007, Chipre y Malta en enero de 2008, Eslovaquia en enero de 2009 y Estonia en enero de 2011; ampliando así el alcance del banco y el número de miembros de su consejo de administración. Con la entrada en vigor, el 1 de diciembre de 2009 del Tratado de Lisboa, el Banco Central Europeo obtuvo la condición de institución de la Unión Europea.

 

El Banco Central Europeo se creó como órgano director de la política monetaria de la zona del euro, teniendo como objetivo primordial el mantenimiento de la estabilidad de precios. Recientemente se le han asignado importantes funciones adicionales dentro del nuevo Mecanismo Único de Supervisión, ya que, a partir de ahora, asumirá las funciones relativas a la supervisión prudencial de las entidades de crédito en los Estados miembros participantes.

 

Fundamentos jurídicos. Artículos 3 y 13 del Tratado de la Unión Europea (TUE); las disposiciones principales se incluyen en los artículos 3, apartado 1, letra c), 119, 123, 127 a 134, 138 a 144, 219 y 282 a 284 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE); Protocolo (nº 4) sobre los Estatutos del Sistema Europeo de Bancos Centrales y del Banco Central Europeo; Protocolo (nº 15) sobre determinadas disposiciones relativas al Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte; Protocolo (nº 16) sobre determinadas disposiciones relativas a Dinamarca; anexos al Tratado de la Unión Europea y al Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea; Reglamento (UE) nº 1024/2013 del Consejo, de 15 de octubre de 2013, que encomienda al Banco Central Europeo tareas específicas respecto de políticas relacionadas con la supervisión prudencial de las entidades de crédito (Reglamento del MUS).

 

Organización y funcionamiento

 

El Banco Central Europeo (BCE) se fundó el 1 de junio de 1998 y tiene su sede en Fráncfort del Meno, Alemania. De conformidad con los Tratados, entre sus principales responsabilidades se encuentran la gestión de la política monetaria de la zona del euro. El Reglamento del MUS le atribuye, a partir de noviembre de 2014, determinadas funciones de supervisión de las entidades de crédito dentro del marco del Mecanismo Único de Supervisión (MUS). El principio organizativo rector es la separación operativa, dentro del BCE, entre la función de política monetaria y la de supervisión.

 

-La función de política monetaria

El BCE y los bancos centrales nacionales de todos los Estados miembros conforman el Sistema Europeo de Bancos Centrales (SEBC). El BCE, junto con (únicamente) los bancos centrales nacionales de los Estados miembros cuya moneda es el euro constituyen el Eurosistema (artículo 282, apartado 1, del TFUE). En cuanto a los Estados miembros que todavía no han adoptado el euro (por estar acogidos a una excepción o a una cláusula de no participación), algunas disposiciones del Tratado que hacen referencia al SEBC no son aplicables, por lo que la referencia general que el Tratado hace al SEBC se aplica en la práctica fundamentalmente al Eurosistema.

 

La independencia del BCE se consagra en el artículo 130 del TFUE, en el que se establece lo siguiente: «En el ejercicio de las facultades y en el desempeño de las funciones y obligaciones que les asignan los Tratados y los Estatutos del SEBC y del BCE, ni el Banco Central Europeo, ni los bancos centrales nacionales, ni ninguno de los miembros de sus órganos rectores podrán solicitar o aceptar instrucciones de las instituciones, órganos u organismos de la Unión, ni de los Gobiernos de los Estados miembros, ni de ningún otro órgano».

 

Órganos rectores

Los órganos rectores del BCE son el Consejo de Gobierno, el Comité Ejecutivo y el Consejo General. El SEBC está regido por los órganos rectores del BCE.

 

-El Consejo de Gobierno. El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo está formado por los miembros del Comité Ejecutivo del BCE y por los gobernadores de los bancos centrales nacionales de los Estados miembros cuya moneda es el euro (artículo 283, apartado 1, del TFUE y artículo 10, apartado 1, de los Estatutos del BCE). De conformidad con el artículo 12, apartado 1, de los Estatutos del BCE, el Consejo de Gobierno adopta las orientaciones y decisiones necesarias para garantizar el cumplimiento de las funciones. Formula la política monetaria y establece las directrices necesarias para su ejecución. El Consejo de Gobierno adopta el Reglamento del BCE, ejerce funciones de asesoramiento y decide de qué manera estará representado el SEBC en el ámbito de la cooperación internacional (artículo 12, apartados 3 a 5 de los Estatutos del BCE). El Consejo de Gobierno también puede delegar determinadas competencias en el Comité Ejecutivo (artículo 12, apartado 1, de los Estatutos del BCE).

 

 

-El Comité Ejecutivo. El Comité Ejecutivo está compuesto por el Presidente, el Vicepresidente y otros cuatro miembros, designados por el Consejo Europeo mediante mayoría cualificada a partir de una recomendación del Consejo de la UE una vez consultados el Parlamento Europeo y el Consejo de Gobierno. Debe hacerse una selección entre personas de reconocido prestigio y experiencia profesional en asuntos monetarios o bancarios. Su mandato es de ocho años y no puede renovarse (artículo 283, apartado 2, del TFUE y artículo 11, apartados 1 y 2, de los Estatutos del BCE).

El Comité Ejecutivo es responsable de la gestión ordinaria del BCE (artículo 11, apartado 6, de los Estatutos del BCE) y ejecuta la política monetaria de conformidad con las orientaciones y decisiones adoptadas por el Consejo de Gobierno. Imparte las instrucciones necesarias a los bancos centrales nacionales. El Comité Ejecutivo se encarga de la preparación de las reuniones del Consejo de Gobierno.

 

El Consejo General

 

El Consejo General se constituye como tercer órgano rector del BCE (artículo 141 del TFUE y artículo 44 de los Estatutos del BCE) solo en caso de que haya Estados miembros de la UE acogidos a una excepción, es decir, que aún no hayan adoptado el euro. Está compuesto por el Presidente y el Vicepresidente del BCE y por los gobernadores de los bancos centrales nacionales de todos los Estados miembros de la UE. Los demás miembros del Comité Ejecutivo podrán participar (aunque sin derecho a voto) en las reuniones del Consejo General (artículo 44, apartado 2, de los Estatutos del BCE). Representa un nexo de unión entre los Estados miembros de la UE dentro y fuera del Eurosistema.

 

 

Objetivos y funciones

En el artículo 127 del TFUE se especifican los objetivos y las funciones del SEBC, y se definen los principios según los cuales deben ejercerse. Conforme al artículo 127, apartado 1, del TFUE, el principal objetivo es mantener la estabilidad de los precios. Sin contradecir este objetivo, el SEBC también apoya las políticas económicas generales de la UE a fin de contribuir a realizar los objetivos de la Unión, que se describen en el artículo 3 del TUE. El SEBC actúa de conformidad con el principio de una economía de mercado abierta, con libre competencia y que respeta los principios definidos en el artículo 119 del TFUE. Las principales funciones que lleva a cabo el SEBC (artículo 127, apartado 2, del TFUE; artículo 3 de los Estatutos del BCE) son: definir y ejecutar la política monetaria de la Unión; realizar operaciones de cambio de divisas que sean coherentes con las disposiciones del artículo 219 del TFUE; poseer y gestionar las reservas oficiales de divisas de los Estados miembros; y promover el buen funcionamiento de los sistemas de pago.

 

Funciones e instrumentos

El BCE tiene el derecho exclusivo de autorizar la emisión de billetes en euros. Los Estados miembros pueden realizar emisiones de monedas en euros, para las cuales será necesaria la aprobación del BCE en cuanto al volumen de emisión (artículo 128 del TFUE). El BCE aprueba normas y toma las decisiones necesarias para el ejercicio de las funciones encomendadas al SEBC por el Tratado y por sus Estatutos. También formula recomendaciones y emite dictámenes al respecto (artículo 132 del TFUE).

 

Debe consultarse al BCE sobre cualquier propuesta de acto de la Unión que entre en su ámbito de competencia y las autoridades nacionales deben consultarlo acerca de cualquier proyecto de disposición legal que entre en su ámbito de competencias (artículo 127, apartado 4, del TFUE). Puede emitir opiniones en las cuestiones que se le sometan a consulta. También se le consulta sobre decisiones que establezcan posiciones comunes y sobre medidas relativas a la representación única de la zona del euro en las instituciones financieras internacionales (artículo 138 del TFUE). El BCE, asistido por los bancos centrales nacionales, recopila la información estadística necesaria, obteniéndola de las autoridades nacionales competentes o directamente de los agentes económicos (artículo 5 de los Estatutos del BCE).

 

En sus Estatutos se enumeran varios instrumentos que puede utilizar a fin de llevar a cabo sus funciones monetarias. El BCE y los bancos centrales nacionales pueden abrir cuentas a entidades de crédito, a entidades públicas y a otros participantes en el mercado, así como aceptar activos como garantía. Puede llevar a cabo operaciones de mercado abierto y de crédito e imponer reservas mínimas. El Consejo de Gobierno también puede decidir, mediante una mayoría de dos tercios, acerca de otros instrumentos de control monetario. No obstante, la prohibición de la financiación monetaria (artículo 123 del TFUE) establece límites a la utilización de los instrumentos de política monetaria. Para garantizar unos sistemas de compensación y liquidación eficientes y solventes, el BCE puede proporcionar medios y dictar reglamentos. Además, puede establecer relaciones con los bancos centrales y con las instituciones financieras de otros países y con organizaciones internacionales.

 

Estados miembros acogidos a una excepción o cláusula de no participación

 

En los artículos 139 a 144 del TFUE se establecen disposiciones especiales para los Estados miembros obligados, en virtud del Tratado, a adoptar el euro pero que todavía no reúnen las condiciones para hacerlo («Estados miembros acogidos a una excepción»). Algunas disposiciones de los Tratados no se les aplican, entre ellas, los objetivos y funciones del SEBC (artículo 127, apartados 1 a 3 y 5, del TFUE) y la emisión del euro (artículo 128 del TFUE). Se ha aprobado una cláusula de no participación para dos países que, de esta manera, no están obligados a sumarse a la zona del euro, por lo que se aplican disposiciones especiales a Dinamarca (Protocolo nº 16) y al Reino Unido (Protocolo nº 15).

 

Función de supervisión

 

El BCE y las autoridades nacionales competentes de los Estados miembros de la zona del euro constituyen conjuntamente el Mecanismo Único de Supervisión (MUS). Las autoridades competentes de los Estados miembros que no pertenecen a la zona del euro pueden establecer una cooperación estrecha con el BCE y participar en el MUS. El Reglamento del MUS establece que el BCE y las autoridades nacionales en el seno del MUS actuarán con independencia.

 

Órgano organizativo: el Consejo de Supervisión

 

El Consejo de Supervisión está compuesto por un Presidente, un Vicepresidente (miembro del Comité Ejecutivo), cuatro representantes del BCE (cuyas funciones no podrán estar directamente relacionadas con la función de política monetaria del BCE) y un representante de la autoridad nacional competente de cada Estado miembro participante en el MUS. El Parlamento Europeo debe aprobar la propuesta del BCE relativa al Presidente y al Vicepresidente. Las decisiones del Consejo de Supervisión se adoptan por mayoría simple.

 

El Consejo de Supervisión es un órgano interno que se ocupa de la planificación, la preparación y la ejecución de las funciones de supervisión atribuidas al BCE. Prepara y propone proyectos completos de decisiones para su adopción por el Consejo de Gobierno salvo que este se oponga dentro de un plazo especificado. Si un Estado miembro participante cuya moneda no sea el euro está en desacuerdo con un proyecto de decisión del Consejo de Supervisión, se aplica un procedimiento especial y el Estado miembro en cuestión puede pedir incluso que se ponga fin a la cooperación estrecha.

 

Objetivos y funciones

 

A partir de noviembre de 2014 el BCE se encargará de la supervisión de todas las entidades de crédito (bien directamente en el caso de los bancos más grandes, o bien indirectamente en el caso de otras entidades de crédito) en los Estados miembros del MUS participantes y cooperará estrechamente en esta función con las demás entidades que conforman el Sistema Europeo de Supervisión Financiera (SESF). Sus funciones comprenden, entre otras, la concesión y la revocación de la autorización de las entidades de crédito; el control del cumplimiento de los requisitos prudenciales; la ejecución de revisiones supervisoras; la participación en la supervisión adicional de los conglomerados financieros, etc. Además, tiene que ocuparse del riesgo sistémico y macroprudencial.

 

Funciones e instrumentos

 

El BCE dispone de competencias de investigación (solicitudes de información, investigaciones generales, inspecciones in situ) y de competencias de supervisión específicas (como la autorización de las entidades de crédito) que le permiten desempeñar su labor de supervisión. Además, tiene el poder de imponer sanciones administrativas y puede conminar a las entidades de crédito a que mantengan mayores colchones de capital.

 

Otras funciones

 

Otros fundamentos jurídicos asignan funciones al BCE. El Tratado por el que se establece el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), en vigor desde septiembre de 2012, estableció el MEDE como institución financiera internacional y confirió al BCE tareas (principalmente de asesoramiento y análisis) relativas a la prestación de asistencia financiera.

 

Con arreglo a los reglamentos fundacionales de la Junta Europea de Riesgo Sistémico (JERS), responsable de la supervisión macroprudencial del sistema financiero de la Unión Europea, el BCE proporciona la Secretaría de la JERS, que ofrece apoyo analítico, estadístico, logístico y administrativo. El Presidente del BCE ejerce también como Presidente de la JERS.

 

Dentro del Mecanismo Único de Resolución (MUR), el BCE evalúa si una entidad de crédito está en quiebra o puede estarlo, e informa a la Comisión Europea y a la Junta Única de Supervisión al respecto.

 

Papel del Parlamento Europeo

 

El Presidente del BCE comparece ante el Parlamento Europeo sobre asuntos de política monetaria en el Diálogo Monetario trimestral. Además, la institución elabora un informe anual sobre la política monetaria y lo presenta ante el Parlamento. Este aprueba una resolución sobre dicho informe anual (conforme al procedimiento de propia iniciativa), Las nuevas responsabilidades del BCE en el ámbito de la supervisión vienen acompañadas de requisitos adicionales en materia de rendición de cuentas, al amparo de lo dispuesto en el Reglamento del MUS. Las condiciones prácticas se rigen por un acuerdo interinstitucional celebrado entre el Parlamento y el BCE. Entre las disposiciones en materia de rendición de cuentas se encuentran la comparecencia del Presidente del Consejo de Supervisión ante la comisión competente, la respuesta a las preguntas formuladas por el Parlamento, y los debates orales confidenciales con el Presidente y el Vicepresidente de la comisión competente previa solicitud. Además, el BCE elabora un informe anual de supervisión, que el Presidente del Consejo de Supervisión presenta al Parlamento.

Política de Privacidad

Información sobre la web

Guías

Contacto

En esta sección podrás encontrar contenidos y guías para la enseñanza de la Unión Europea en Primaria, Secundaria, Bachiller y Formación Profesional sobre los ámbitos de la Unión Europea referentes a Geografía, Historia, Derecho, Tratados, Instituciones y Políticas Públicas.

1. Geografía

2. Historia

3. Derecho

4. Instituciones

5. Políticas Públicas

6. Otras materias

Puedes escribirnos a rogelio.perezbustamante@gmail.com o llamar por teléfono aquí.

Construir
Europa.com

Proyectos Didácticos

Primaria

Secundaria Obligatoria (ESO)

Bachillerato

Formación Profesional

Guía del Profesor