Construir
Europa.com Guias Educativas Proyectos DidActicos GUIA PROFESOR contacto

Guía Derecho e Instituciones

¿Qué encontrarás en esta guía?

En esta guía incluiremos los dos grandes aspectos que corresponden a la Unión de Derecho en que se constituye la Unión Europea.

 

En el Derecho se incluyen el derecho primario que son los Tratados de las comunidades y de la Unión Europea y el derecho secundario o derivado  que es la legislación de la Unión Europea.

 

Los actos del derecho derivado son los que figuran en el artículo 288 del Tratado de Funcionamiento de la UE: el Reglamento, la Directiva, la Decisión, el Dictamen y la Recomendación;

 

También lo son los que figuran en la nomenclatura del artículo 288 del Tratado de Funcionamiento de la UE; se trata de actos atípicos como las comunicaciones, las recomendaciones y los libros blancos y verdes.

 

Las Instituciones figuran en el artículo 13 del Tratado de la Unión -versión Lisboa-: l Parlamento europeo, el Consejo europeo, el Consejo, la Comisión europea, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, el Banco Central Europeo y el Tribunal de Cuentas.

DERECHO e INSTITUCIONES

3. Derecho e Instituciones*

EL DERECHO DE LA UNIÓN EUROPEA

LOS TRATADOS Y LA LEGISLACIÓN DE LA UNIÓN EUROPEA

 

LOS TRATADOS

1. Los Tratados de las Comunidades Europeas

 

Los efectos desastrosos de la Segunda Guerra Mundial y la amenaza constante del enfrentamiento Este-Oeste hicieron de la reconciliación franco-alemana una prioridad fundamental. La puesta en común de la industria del carbón y del acero entre seis países europeos en 1951 mediante el Tratado de París se erigió en un potente símbolo de la creación de un objetivo común y representó el primer paso hacia la integración europea. Los Tratados de Roma de 1957 reforzaron los pilares de esta integración y la idea de un futuro común para los seis países europeos.

 

El TRATADO CONSTITUTIVO DE LA COMUNIDAD EUROPEA DEL CARBÓN Y DEL ACERO (CECA) o Tratado de París, firmado el 18 de abril de 1951, entró en vigor el 25 de julio de 1952. Por primera vez, seis Estados europeos aceptaban seguir la vía de la integración. El Tratado permitió establecer las bases de la arquitectura comunitaria al crear un organismo ejecutivo conocido como «Alta Autoridad», una Asamblea Parlamentaria, un Consejo de Ministros, un Tribunal de Justicia y un Comité Consultivo. Celebrado con una duración prevista de 50 años con arreglo a su artículo 97, el Tratado CECA expiró el 23 de julio de 2002. De conformidad con el Protocolo (nº 37) anejo a los Tratados (Tratado de la Unión Europea y Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea), el valor neto del patrimonio de la CECA en el momento de su disolución se destinó a la investigación en los sectores relacionados con la industria del carbón y del acero a través de un fondo y de un programa de investigación en estos ámbitos.

 

EL TRATADO CONSTITUTIVO DE LA COMUNIDAD ECONÓMICA EUROPEA (CEE) - MERCADO COMÚN - Y EL TRATADO DE LA COMUNIDAD EUROPEA DE LA ENERGÍA ATÓMICA (CEEA) -EURATON-, llamados los  TRATADOS DE ROMA fueron firmados el 25 de marzo de 1957, entraron en vigor el 1 de enero de 1958. A diferencia del Tratado CECA, los Tratados de Roma se celebraron «por un período de tiempo ilimitado» (artículo 240 del Tratado CEE y artículo 208 del Tratado CEEA), lo que les confirió un carácter cuasiconstitucional.

 

Los seis países fundadores fueron Alemania, Bélgica, Francia, Italia, Luxemburgo y los Países Bajos.

 

Objetivos

 

La creación de la CECA no era, según las intenciones declaradas por sus promotores, más que una primera etapa en la vía que conduciría a la «federación europea», así planteada en la Declaración Fundacional de 9 de mayo de 1950.  El mercado común del carbón y del acero debía permitir experimentar una fórmula que pudiera extenderse progresivamente a otros ámbitos económicos y que llevara en último término a la construcción de una Europa política.

El objetivo de la Comunidad Económica Europea era establecer un mercado común basado en las cuatro libertades de circulación de mercancías, personas, capitales y servicios.

El objetivo de Euratom era coordinar el suministro de materiales fisionables y los programas de investigación ya iniciados por los distintos Estados o que estos se disponían a lanzar con miras a la utilización pacífica de la energía nuclear.

Los preámbulos de los tres Tratados revelan la unidad de inspiración de la que procede la creación de las Comunidades, es decir, el convencimiento de la necesidad de implicar a los Estados europeos en la construcción de un destino común, única vía que podía permitirles determinar su futuro.

 

Historia de los Tratados

 

Los Tratados CECA, CEE y Euratom nacieron de la lenta progresión de la idea europea, inseparable de los sucesos que sacudieron el continente. Después de la Segunda Guerra Mundial, las industrias de base, en particular la siderurgia, necesitaban una reorganización. El futuro de Europa, amenazado por el enfrentamiento Este-Oeste, pasaba por una reconciliación franco-alemana.

 

El llamamiento que lanzó el 9 de mayo de 1950 el ministro francés de Asuntos Exteriores, Robert Schuman, puede considerarse el punto de partida de la Europa comunitaria. La elección del carbón y del acero era, en esa época, altamente simbólica. En efecto, a principios de los años 50, el carbón y la siderurgia eran industrias fundamentales, base de la potencia de un país. Además del evidente interés económico, la puesta en común de los recursos franceses y alemanes complementarios debía señalar el final del antagonismo entre estos dos países.

 

El 9 de mayo de 1950, Robert Schuman declaraba: «Europa no se hará de golpe ni en una construcción de conjunto. Se construirá mediante logros concretos, creando primero una solidaridad de hecho».

 

Sobre la base de este principio firmaron Francia, Italia, Alemania y los países del Benelux (Bélgica, los Países Bajos y Luxemburgo) el TRATADO DE LA COMUNIDAD ECONÓMICA DEL CARBON Y DEL ACERO (CECA) o Tratado de París, que aseguraba esencialmente: la libre circulación de los productos y el libre acceso a las fuentes de producción; la vigilancia permanente del mercado para evitar disfunciones que hicieran necesaria la instauración de cuotas de producción; el respeto de las reglas de competencia y de transparencia de los precios; el apoyo a la modernización del sector y a la reconversión.

 

Después de la firma del Tratado (CECA), en un momento en que Francia se oponía a la reconstitución de una fuerza militar alemana en un marco nacional, René Pleven imaginó un proyecto de ejército europeo. La COMUNIDAD EUROPEA DE DEFENSA (CED), negociada en 1952, debía ir acompañada de una COMUNIDAD POLÍTICA EUROPEA  (CPE). Ambos proyectos fueron abandonados como consecuencia de la negativa de la Asamblea Nacional francesa a autorizar la ratificación del Tratado el 30 de agosto de 1954.

 

Los esfuerzos de reactivación de la construcción europea tras el fracaso de la CED se concretaron con ocasión de la Conferencia de Mesina (junio de 1955) en el doble ámbito de la unión aduanera y de la energía atómica. Condujeron a la firma del Tratado CEE y del Tratado CEEA, conocido este último como Tratado Euratom.

 

El  TRATADO CONSTITUTIVO DE LA COMUNIDAD ECONÓMICA EUROPEA (CEE) - MERCADO COMÚN - CEE preveía, entre otros elementos:

la supresión de los derechos de aduana entre los Estados miembros; el establecimiento de un arancel aduanero exterior común; la instauración de una política común en los ámbitos de la agricultura y de los transportes; la creación de un Fondo Social Europeo; la constitución de un Banco Europeo de Inversiones; el desarrollo de unas relaciones más estrechas entre los Estados miembros. Para realizar estos objetivos, el Tratado CEE estableció unos principios directores y delimitó el marco de la acción legislativa de las instituciones comunitarias. Se trataba de las políticas comunes: política agrícola común (artículos 38 a 43), política de transportes (artículos 74 y 75) y política comercial común (artículos 110 a 113).

El mercado común debía permitir la libre circulación de las mercancías y la movilidad de los factores de producción (libre circulación de los trabajadores y de las empresas, libre prestación de servicios, liberación de los movimientos de capitales).

 

El  TRATADO DE LA COMUNIDAD EUROPEA DE LA ENERGÍA ATÓMICA (CEEA) -EURATON-, contemplaba unos objetivos muy ambiciosos y, en particular, «la creación y el crecimiento rápido de industrias nucleares». Sin embargo, debido al carácter complejo y delicado del sector nuclear, que afecta a intereses vitales de los Estados miembros (defensa e independencia nacional), el Tratado Euratom tuvo que limitar sus ambiciones.

 

EL ACTA ÚNICA EUROPEA.

El Consejo Europeo de Fontainebleau de junio de 1984, tras poner fin al contencioso sobre el presupuesto comunitario de principios de la década de 1980, decidió la creación de un comité ad hoc compuesto por representantes personales de los jefes de Estado o de Gobierno (denominado Comité Dooge por su presidente), que se encargaría de presentar sugerencias para la mejora del funcionamiento tanto del sistema comunitario como de la cooperación política. No obstante, el Consejo Europeo de Milán de junio de 1985 decidió por mayoría (por siete votos a favor y tres en contra, mediante un procedimiento excepcional en este órgano) convocar una conferencia intergubernamental que se ocupara de las competencias de las instituciones, la extensión de las competencias de la Comunidad a nuevas esferas de actividad y la creación de un «verdadero» mercado interior.

El 17 de febrero de 1986, procedieron a la firma del Acta Única Europea nueve Estados miembros, a los que siguieron, el 28 de febrero de 1986, Dinamarca (tras celebrar un referéndum), Italia y Grecia. Ratificada por los respectivos Parlamentos de los Estados miembros a lo largo de 1986, el Acta entró en vigor el 1 de julio de 1987, con seis meses de retraso debido a un recurso interpuesto ante los tribunales irlandeses por un particular. El Acta constituye la primera modificación sustancial del Tratado de Roma. Sus principales disposiciones eran las siguientes: Ampliación de las competencias de la Unión Mediante la creación de un gran mercado interior. La culminación del mercado interior estaba prevista para el 1 de enero de 1993, lo que suponía la reactivación y ampliación del objetivo del mercado común ya introducido en 1958. Mediante el reconocimiento de nuevas competencias en los ámbitos siguientes; política monetaria; política social; cohesión económica y social; investigación y desarrollo tecnológico; medio ambiente; cooperación en materia de política exterior.

 

2. Los Tratados de la Unión Europea

 

3. Los Tratados Vigentes: Tratado de la Unión Europea y Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea

 

4. La legislación de la Unión Europea

 

 LAS INSTITUCIONES DE LA UNIÓN EUROPEA

 

El Tratado de la Unión enumera en su artículo 13 las Instituciones de la Unión Europea.  Las instituciones de la Unión son: El Parlamento Europeo,El Consejo Europeo, El Consejo, La Comisión Europea (denominada en lo sucesivo "Comisión"), El Tribunal de Justicia de la Unión Europea, El Banco Central Europeo, El Tribunal de Cuentas. Cada institución actuará dentro de los límites de las atribuciones que le confieren los Tratados, con arreglo a los procedimientos, condiciones y fines establecidos en los mismos. Las instituciones mantendrán entre sí una cooperación leal.

*Fichas Técnicas del Parlamento Europeo y Elaboración Propia

Política de Privacidad

Información sobre la web

Guías

Contacto

En esta sección podrás encontrar contenidos y guías para la enseñanza de la Unión Europea en Primaria, Secundaria, Bachiller y Formación Profesional sobre los ámbitos de la Unión Europea referentes a Geografía, Historia, Derecho, Tratados, Instituciones y Políticas Públicas.

1. Geografía

2. Historia

3. Derecho

4. Instituciones

5. Políticas Públicas

6. Otras materias

Puedes escribirnos a rogelio.perezbustamante@gmail.com o llamar por teléfono aquí.

Construir
Europa.com

Proyectos Didácticos

Primaria

Secundaria Obligatoria (ESO)

Bachillerato

Formación Profesional

Guía del Profesor